miércoles, abril 20




           Recuerdo el día en que despacio te alejabas, tu figura se fundía en la niebla, pero fue el “adiós” literalmente, solo eso dijiste, y luego te arrepentiste. Y me pregunté si un recuerdo es algo que se tiene o algo que se ha perdido... Es un final inconcluso, estas ahí todo el tiempo, me invades por completo. Ahora mismo me encuentro a mi misma sonriendo. A veces creo que no mereces ser una especie de musa inspiradora para aquello que llamo mío, mis fantasías te reclaman. Algunas veces deseo que lo sepas, pero no puedo imaginar en aquello que podría desatarse en mis pensamientos si lo supieras. Al menos sé lo que pensarías, o al menos creo que sé lo que dirías, quiero  escuchar esta vez; porque realmente nunca quise oír las palabras, estaba envuelta en mis mentiras, aunque la verdad nunca estuvo tan lejos de ti; tú cegado, buscándola en aquellas canciones tristes, buscando algo que sentir, y yo ya no se como sentir, talvez se me ha olvidado por falta de practica. No estoy siendo honesta si digo que no eh estado pensándote, los primeros recuerdos vienen a la primera hora de la mañana, y los últimos en la noche, mis recuerdos me pierden, pierdo mi voluntad y al final eso es todo. Siento nostalgia de lo que jamás paso, de lo que pudo y no va a pasar, si hubieran pasado tendría más historias que contar, y mas recuerdos que olvidar. Aunque ya no estés presente no va a cambiar que no estas lo suficientemente alejado y mantienes el contacto, y no va a cambiar que tu voz  me recuerde a mi canción favorita, no va a cambiar que eres tristemente adorable, mejor que la heroína, que la coca cola, que el rock’n’roll; y otras drogas, aunque ya no estas, sigues siendo sinónimo de aquellos días fríos lluviosos y nublados… como el de hoy, al clima al que vengo evitando, evitando igual a aquellos viejos temores, aquellas viejas inseguridades,  todavía me gusta jugar como si no tuviera nada que perder, y quiero las respuestas antes de hacerte preguntas, no hemos inventado nada nuevo, ni siquiera hemos aprendido a amar, estuvimos perdidos, vivimos un sueño, algo que jamás vimos, no se si tus sentimientos continúan siendo los mismos, la única forma de desilusionarme es preguntándolo, algo que si digo que puedo, estaría mintiéndome, otra vez,  y esta bien. Solo una palabra tuya me silenció para siempre, mi temor más grande siempre fue que puedas verme tras las mentiras 

2 comentarios:

  1. Me fascina tu blog! cuando quieras pásate por el mio, un beso enrome!

    ResponderEliminar
  2. Hola, me gustaría que leyeras mi última entrada y comentaras, te asombrarás.
    http://anywhereworld.blogspot.com/2011/04/la-vida.html

    ResponderEliminar